Grafeno: usos y aplicaciones de un material pionero

Comparte en tus Redes Sociales
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Buffer this page
Buffer
Rate this post

La tecnología no deja de avanzar y con ella sus descubrimientos en cuestión de materiales para desarrollar multitud de productos.

El grafeno es un material pionero que se está utilizando en una gran multitud de aplicaciones. Pero, ¿qué es el grafeno?, ¿qué aplicaciones y usos tiene?

Sigue leyendo para saber qué es el grafeno, qué propiedades tiene para hacerlo tan especial y cuáles son sus principales aplicaciones en la actualidad.

 

 

¿Qué es el grafeno?

El grafeno es una forma en la que se presenta el carbono. De hecho es la base de la composición del grafito, pero mucho más resistente que el acero y más ligero que el aluminio.

El grafeno se forma por anillos hexagonales de átomos de carbono y esta composición le hace un material perfecto para llevar a cabo ciertos proyectos.

Esta sustancia está cobrando una gran importancia en la tecnología gracias a sus propiedades:

  • Alta conductividad térmica y eléctrica.
  • Es altamente elástico, por lo que se puede deformar.
  • Presenta una gran dureza, lo que le hace resistente a ser rayado. Su resistencia es similar a la del diamante.
  • Como ya hemos visto, es más resistente que el acero y más ligero que el aluminio.
  • Cuenta con más flexibilidad que la fibra de carbono. A su vez, es igual de ligero que esta.
  • No le afecta la radiación ionizante.
  • Consume menos electricidad que el silicio.
  • Al conducir electrones presenta un bajo calentamiento.
  • Puede generar electricidad gracias a su exposición a la luz solar.
  • Es un material casi transparente en su totalidad.
  • Presenta una alta densidad.

Además, también se está investigando sobre otras propiedades del grafeno que aún no están demostradas al 100% como su capacidad de autoenfriamiento o de auto reparación.

 

 

3 Aplicaciones del grafeno en la actualidad que debes conocer

Gracias a sus propiedades, el grafeno ya se aparece como uno de los principales materiales en ciertas aplicaciones.

El grafeno en tinta conductora

Algunas marcas ya están utilizando el grafeno para sus productos, como la tinta conductora y otros tipos de revestimientos.

Estas tintas presentan las mismas propiedades que el material al aplicarlo y sirven a la industria en aplicaciones como los circuitos electrónicos ultraplanos.

Uno de los mejores ejemplos es la producción de etiquetas de seguridad para sustituir los sensores por etiquetas inteligentes impresas con esta tinta.

Discos duros y memorias de grafeno

La empresa Team Group ha desarrollado memorias para ordenadores de cobre y grafeno. Esta lámina disipa el calor para el correcto funcionamiento de los chips.

Gracias a la capacidad conductiva del grafeno, el calor se disipa mejor sin necesitar mucho espacio.

Aplicación en altavoces y auriculares

El funcionamiento de un altavoz o de un auricular es la conversión de la electricidad en sonido a través de una membrana que vibra.

El gafreno se puede utilizar para contar con una membrana de muy poco peso y con gran rigidez.

Además, el grafeno también puede funcionar como bobina y no necesitar casi más componentes.

 

Comparte en tus Redes Sociales
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Buffer this page
Buffer
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.